Acuerdo ganado a favor de la víctima de un asalto sexual debido a la falta de seguridad y prevención.